Espíritu navideño

Home/Opinión/Espíritu navideño

Espíritu navideño

Espíritu Navideño es intentar atravesar la Diagonal cargado con paquetes y lograr encontrar alguna parada de bus en su lugar habitual, o ir en taxi y que no pueda parar en ningún sitio… y tu sin soltar los paquetes con los consabidos regalos.

Seguro que es una sensación subjetiva, pero me parece que cada vez encienden las luces más pronto, pero la verdad es que no falta nada para las “fiestas”.

A partir de ahora no vamos a poder evitar las manifestaciones de los de la contra: “ojalá ya hubiesen pasado”, “cada año son más tristes”, “no me gustan nada”, “solo es una fiesta de consumo”, ” otra vez a reunirme con la familia”,  etc…

Acupuntura_Legorburu_Espiritu_Navidad_1

Y los del otro lado, que hace semanas que ya se visten de reno y van a Rupit a buscar el tió por la montaña (si no son catalanes eso es poco probable), pero estarán amasando polvorones.

Es una ambivalencia curiosa, pero parece que nos vemos obligados a manifestarnos a favor o en contra.

A mi personalmente las ciudades adornadas de Navidad, me parecen muy mágicas pero me pasa todo tan rápido que presiento que pronto veré colgar las luces mientras comemos la coca de Sant Joan (en el mes de junio por si alguien duda). Será por los recortes, pero el año cada vez es más corto y volvemos a la época del turrón y la zambomba. Por cierto, las luces de bajo consumo tienen un tono gris-azulado de lo mas mortecino para mi gusto.

Después empiezan las conversaciones en cualquier lugar sobre quién come en tu casa por Navidad, Noche Buena o si te toca cada día porque “eres tonta” y no sabes negarte, al que se le suman las familias de los suegros de los hijos, a los que les toca desplazarse muchísimos kilómetros o a los que manifiestan que en su casa se come verdura y croquetas por que están en contra y es un día normal.

En fin, el espíritu navideño nos entra por los entresijos y yo lo he aceptado sin resistencia pudiendo incluso disfrutar. Por lo demás que cada cual haga lo que le venga en gana, porque haga lo que haga a los otros nos ha de dar igual.

En épocas de esta crisis que ya dura demasiado para sublimar, hemos de sufrir con el anuncio de la loteria que hace que lloren las ancianas, y es que si no eres pobre de solemnidad has de ser solidario… y es que yo lo he sido siempre, pero sin darme cuenta (para no perder la costumbre ya que no me entero de nada últimamente) acabo colaborando con 6 ó 7 cosas y encima disgustada y disconforme en algunos de los casos de que seamos los ciudadanos los que tengamos que hacer esto. En fin, espíritu navideño por la vena.

Al tener niños, y eres medianamente solvente, la Navidad es más llevadera siempre, aunque te pases los días de pastorets a belenes vivientes.

De todas formas para no asemejarnos al Mr Strugge del Cuento de Navidad de Dickens, si está bien pensar en las personas que tenemos cerca, si, si muy cerca, ver como  lo llevan y seguro que hay más de uno agradecido de un buen caldo. Un buen caldo de pollo para el alma, eso si lo podemos ofrecer todos. Y es que uno si esta solo para estas fechas, parece que está más solo.

Está vez os recomiendo un artículo sobre el tema de Montserrat Benavides, que da una visión más estructurada que yo y os puede ayudar.

Acupuntura_Legorburu_Espiritu_Navidad_2

By | 2017-05-15T12:31:13+00:00 diciembre 1st, 2014|Opinión|9 Comments

9 Comentarios

  1. Tina Cervera diciembre 1, 2014 at 3:42 pm - Reply

    Creo que es una época para acordarnos (más) de los demás. Pero no dejarnos vencer por el consabido consumismo y por la creencia de que no podemos estar solos. Aunque se agradece la decoración, pero si pensamos lo que se gastan nuestros gobiernos, empresas…en decoración viendo la crisis que hay, pieza a gustar menos.

    • Margarita diciembre 1, 2014 at 10:15 pm - Reply

      Bueno, pues a acordarnos de los demás todo el año y la luz la ponemos nosotras. Bss

  2. Lucila diciembre 1, 2014 at 5:11 pm - Reply

    Estoy 100% de acuerdo contigo en lo de las luces de led y su tonalidad mortecina! Mis navidades son muy variopintas en Barcelona.Y si,las navidedes cada vez aparecen mas temprano, al menos así es en los suprmercados qua ya ponían en los escaparates, los turrones al 28 de octubre!

    • Margarita diciembre 1, 2014 at 10:13 pm - Reply

      Pes a disfrutar de la luz de casa!!! Bss

  3. Esther diciembre 1, 2014 at 9:49 pm - Reply

    A pesar de todo…sigo siento pro-Navidades…me gusta agradecer al “universo” pero esta época quizás me inspira más…
    hay luces de bajo consumo “efecto cálido”
    Me gusta mucho la foto con el paraguas y me siento afortunada de formar parte de LA mesa de Navidad xxx

    • Margarita diciembre 1, 2014 at 10:11 pm - Reply

      Gracias guapa, nos vemos en Navidad.

  4. Francesca Bou diciembre 1, 2014 at 9:50 pm - Reply

    A mi me gusta este ambiente navideño. Y lo que más me gusta es que cada año somos mas en la mesa.

    • Margarita diciembre 1, 2014 at 10:12 pm - Reply

      Eso siempre anima, Francesca!! bss

  5. Menopausia sin fronteras octubre 20, 2015 at 10:27 am - Reply

    […] Dra. Margarita de Legorburu […]

Deja un comentario