Hábitos para mejorar tu fertilidad

Home/Alimentación, Fertilidad, Infertilidad/Hábitos para mejorar tu fertilidad

Hábitos para mejorar tu fertilidad

Nuestra invitada de hoy es Natalia Calvet, licenciada en ciencia y tecnología de los alimentos, a la vez que monitora de fitness.

Con toda su experiencia nos explica lo importante que es la alimentación en cada situación de la vida. En este caso mejorar la fertilidad.

Gracias Natalia

 

Hoy en día hay muchas parejas que sufren problemas de fertilidad. Las causas son muchas y muy diversas y deben ser valoradas y tratadas por un profesional. Pero una cosa está clara, unos hábitos de vida saludables pueden ayudar, y mucho, en este proceso. De esto voy a hablarte hoy: de los hábitos que puedes incluir en tu día a día para mejorar tu fertilidad.

ALIMENTACIÓN

Llevar una alimentación saludable es básico para todo el mundo y afecta en gran medida todas las hormonas de nuestro cuerpo, muchas de ellas implicadas en la fertilidad. Además, para que tu cuerpo facilite el concebir, tiene que estar en óptimas condiciones. Tu cuerpo necesita muchísima energía para engendrar una nueva persona y criarla, por eso, si algo no funciona del todo bien, y dado que la naturaleza es ahorradora, decidirá que no es un buen momento.

Esto es lo que puedes hacer para mejorar tu alimentación:

  • Elimina al máximo los productos ultraprocesados de tu alimentación, incluso los que se venden como saludables o naturales. Estos productos llevan mucho azúcar, grasas de mala calidad y sal y no te benefician en nada. Estamos hablando de galletas, cereales de desayuno, refrescos, zumos, yogures y postres lácteos (excepto los naturales enteros), chocolate (excepto el negro de más del 70%), snacks, platos precocinados, embutidos, bollería…
  • Basa tu alimentación en alimentos no productos. Es decir, verduras, hortalizas y frutas, (que deben suponer como mínimo un 50% de todo lo que comes), huevos, pescado, legumbres, frutos secos, carne, semillas…
  • Elimina las harinas refinadas (pan blanco y pasta normal), pásate a las versiones integrales de los cereales y limita su consumo. El arroz integral, la pasta integral, el pan integral… si los consumes, deben actuar de acompañamiento y no de base de tu plato. En general, tomamos demasiados. En todas las comidas la base de tu plato tienen que ser verduras y hortalizas.
  • No comas demasiado poco. Seguir dietas demasiado hipocalóricas ponen a tu cuerpo en estado de alerta. Para quedarte embarazada es importante estar en tu peso sano. Si necesitas perder peso hazlo adquiriendo hábitos saludables y de manera gradual y no brusca.
  • Toma suficientes grasas saludables. Es un error muy frecuente en mujeres que han estado mucho tiempo a dieta, seguir una alimentación muy baja en grasas. Esto no ayuda al óptimo funcionamiento de tus hormonas y cada vez está más claro que las grasas no son tan malas como creíamos (obviamente las que utilizan en los productos ultraprocesados sí lo son). Incluye en todas tus comidas una fuente de grasas saludables: frutos secos, aguacate, aceitunas, aceite de oliva, pescado azul. Y si tomas lácteos, que sean enteros, están menos procesados, llevan más vitaminas liposolubles y sacian más.
  • Limita el café y el alcohol. El exceso de cafeína hace aumentar el cortisol, la hormona del stress, en nuestro organismo. Limítalo a un máximo de 2 tazas al día. En cuanto al alcohol hay evidencia de que el consumo de alcohol reduce la fertilidad tanto en mujeres como en hombres. En este caso, seguiremos la recomendación general de la OMS, alcohol, cuanto menos, mejor.

Sigue leyendo después de la foto

EJERCICIO

Nuestro cuerpo está hecho para moverse, no para pasar de la silla de la oficina al sofá y a la cama… Recuerda que para conseguir un embarazo necesitas estar en tus mejores condiciones, así que es imprescindible que te muevas durante el día y que practiques algún tipo de ejercicio. Es importante que además del típico entrenamiento cardiovascular como correr o caminar, entrenes tu fuerza. Practicar yoga, pilates, entrenamiento funcional… te ayudará a estar en forma. Por otro lado, machacarse en el gimnasio de manera exagerada (cada día varias horas) también es un estresor para nuestro cuerpo, por lo que no te conviene.

DESCANSO

No le damos al dormir la importancia que realmente tiene. La falta de sueño crónica interfiere en el funcionamiento de muchas de nuestras hormonas. Duerme las 7-9 horas que recomiendan los expertos y con una buena calidad de sueño. Dejar de mirar la tele, la tablet o el móvil 20 minutos antes de ir a dormir te ayudará a descansar mejor.

EMOCIONES

Lidiar con problemas de fertilidad es muy complejo a nivel emocional, pero el estrés no ayuda para nada para quedarte embarazada. Incorpora hábitos como meditar, ejercicios de relajación, escuchar música relajante… La actitud también es muy importante, trata de mantenerte positiva y dedica cada día un rato a hacer cosas que te hagan disfrutar.

Estos son los hábitos saludables que te propongo para mejorar tu fertilidad. Los puedes ir incorporando poco a poco, ¡sin prisas pero sin pausa!

 

Soy Natàlia Calvet, coach y experta en hábitos saludables. Me apasiona ayudar a las mujeres a tomar las riendas de su vida, a ponerse las primeras de la lista, a cuidarse y quererse mucho y a elegir ser felices y vivir la vida que desean. Las guío para que consigan alcanzar su peso sano incorporando hábitos saludables que disfruten y les duren para siempre y cambiando su mentalidad para liberarse de dietas y culpas.

 

www.nataliacalvet.com

 

 

By | 2017-05-20T16:34:18+00:00 mayo 28th, 2017|Alimentación, Fertilidad, Infertilidad|0 Comments

Deja un comentario